Archivo de la etiqueta: Proverbios

Integridad

Una persona de conducta íntegra
es recta,
incluso
si no consigue fama o riqueza.
Integridad

Señor Dios,
quiero ser coherente y constante en el bien.
Ayúdame a no mentir,
a mantener mi honestidad y a ser firme
ante quienes no tienen un criterio recto.
Quiero reflejar tu presencia
en el compromiso con los demás,
hablar bien de toda la gente.
Concédeme hacer el bien
sin buscar agradecimiento o compensación.
Con darte gusto me basta.
Hazme persona digna de confianza,
capaz de aceptar mis errores,
disculparme cuando sea necesario
y pronta a perdonar sin guardar resentimientos.
Ayúdame para que todas
mis palabras, acciones y decisiones
hagan de mí una persona íntegra siempre.

Amén

“Más vale pobre de conducta íntegra,
que rico malintencionado”
Proverbios 28:6

Palabras de un padre a su hijo

Fue escrito originalmente en náhuatl;
presenta los sabios consejos de un padre indígena
en el México del siglo XVI.

Este espíritu de enseñanza ligadas a la fe en Dios
son aún bastante comunes en muchas familias mexicanas.

“Escuchen, hijos, la instrucción paterna, pongan atención y aprendan”
Proverbios 4: 1
Palabras de un padre a su hijo
Hijo mío, mi collar, mi pluma preciosa, has venido a la vida, has nacido, has venido a salir a la tierra, en la tierra del Señor Nuestro. Te forjó, te dio forma, te hizo nacer Aquel por quien se vive, Dios. Hemos visto por ti tus madres, tus padres; y tus tías, tus tíos, tus parientes, han visto por ti…

Y ama, agradece, respeta, teme, ve con temor, obedece, haz lo que quiere el corazón de la madre, del padre, porque es su don, porque es su merecimiento, porque es su dádiva; porque a ellos les correpsonde el servicio, la obediencia, el respeto.

Arroja también de ti lo no bueno, lo no recto, el polvo, la basura. Tú no dañes, no ensucies la estera, el sitial, la comunidad, la paz. Porque, si así haces, entonces no saldrás como humano.

Así te doy aliento, así te fortalezco, así te pongo barniz blanco, así te atavío con plumas. No en alguna parte tires, no en algún lugar arrojes lo que te he expresado. Ojalá que esto te sea inspiración, te haga recordar al Señor, al Señor Nuestro, Dios.

Proverbios 4.

¡Maneja tu ira!

Generalmente llamamos ira

a un enojo muy fuerte
que despierta deseos de venganza
o de corregir urgentemente
la situación que nos irrita tanto.

¡Maneja tu ira!
De cómo manejemos la ira dependen muchos aspectos de nuestra vida personal y nuestras relaciones sociales.

Nos puede llevar a buscar apasionadamente el bien, o a causar agresión y violencia.

También la podemos reprimir, lo que suele causar daños sicológicos y provocar reacciones que no podemos controlar.

Por eso, es importante aprender a manejar el cómo , cuándo, cuánto y dónde expresar la ira.

Nunca olvides que “la persona sensata refrena su ira, su honor está en olvidar las ofensas” (Proverbios 19:11).

Cuando sientas ira.

  • Expresa tus sentimientos en una carta o en un diario y reflexiona hacia dónde te llevan.
  • az una caminata rápida, corre o haz otra forma de ejercicio para “dar salida” a la ira. Ya en calma, piensa en qué hacer.
  • Después, con tranquilidad, habla con la persona con quien te enojaste, dile cómo te sientes y busca la manera de resolver el conflicto.
  • Comparte tu ira con Dios en la oración y pide su ayuda.
Proverbios 15.

Sofía, la sabiduría

Hay un personaje que,
a pesar de su importancia, es poco popular

Se llama Sofía, que quiere decir “sabiduría”

en realidad, ni siquiera se piensa en ella como personaje.

“Yo, la sabiduría, habito con la prudencia
y he descubierto el arte de la reflexión.”
Proverbios 8: 12
Sofía, la sabiduría
Los creyentes afirmamos que la sabiduría es de Dios y por eso es para nosotros un tesoro invaluable.

La Biblia nos hace querer la sabiduría de modo especial. Ella le da a nuestra vida su verdadero significado y nos ayuda a verla en su justo valor.

Muchos actores de la Biblia: Jesús, María, algunos patriarcas, profetas y apóstoles, son bien conocidos e incluso han salido en la televisión, pero Sofía la “sabiduría” probablemente nunca saldrá en ella.

El libro de los Proverbios describe la sabiduría como una persona viva y dadora de vida, omnipotente y creadora, compañera inseparable de Dios, providente y motivadora universal.

El Nuevo Testamento ve la sabiduría personificada como anterior a la creación, y la considera como una preparación de la revelación de Jesucristo, palabra de Dios creadora y eterna (Jn 1: 1-2).

Proverbios 8:12-36

Haz lo contrario de lo que detesta Dios

Examina lo que Dios detesta

“Seis cosas detesta el Señor y la séptima la desprecia totalmente:
ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente,
corazón que trama planes perversos,
pies dispuestos a correr detrás de la maldad,
testigo falso que dice mentiras,
y el que siembra discordias entre hermanos”.

Proverbios 6: 16-19.
Haz lo contrario de lo que detesta Dios

Ahora, transforma la lista en elementos positivos y pon todo tu ser al servicio de los demás.

¡ Este es el tipo de persona que todos debemos ser !
  • Ojos humildes, capaces de ver siempre la verdad de los demás.
  • Lengua verdadera, que aporte sinceramente sus criterios.
  • Manos que protegen al inocente, acogedoras y justas.
  • Un corazón que planea el bien y propone proyectos creativos para el bien común.
  • Pies listos para movilizarse donde sea necesario ayudar.
  • Un testigo confiable, que transmita seguridad.
  • Alguien que brinda medios para que las familias vivan en armonía.

Proverbios 6: 16-19

A %d blogueros les gusta esto: