Archivo de la etiqueta: Marcos

La paloma

“Y al salir del agua, vio que los cielos se abrían
y que el Espíritu Santo descendía sobre él como una paloma”

Marcos 1: 10
La paloma

En el Antiguo Testamento la paloma es signo de libertad, vida nueva y paz (Gn 8: 8); es también signo de ofrenda de los pobres a Dios (Lv 12: 8).

En el Nuevo Testamento se le identifica con el Espíritu Santo a partir del Bautismo de Jesus.

  • Sus arrullos evocan amor;
  • y sus gemidos, la intercesión del Espíritu de Dios que habita en nosotros.
“Y al salir del agua, vio que los cielos se abrían
y que el Espíritu Santo descendía sobre él como una paloma”
Marcos 1: 10

La esperanza y la vigilancia cristiana

Iniciamos el Año Litúrgico con un nuevo

Adviento

tiempo de gracia y esperanza

La esperanza y la vigilancia cristiana
Marcos relata el discurso de Jesús sobre los últimos tiempos con un lenguaje de tipo apocalíptico.

Su intención era mantener viva la esperanza de la comunidad, que era perseguida y pensaba que pronto llegaría el final de los tiempos.

El mensaje es claro, “verán venir al Hijo del hombre entre nubes con gran poder y gloria”. Y también es claro su llamado a la vigilancia cristiana.

Se trata de estar siempre atentos y preparados para la llegada del Señor, a través de una esperanza activa, seguros de su triunfo definitivo contra el mal.

Jesús quiere que sigamos trabajando por la extensión del reino de Dios, que estemos atentos con una actitud de vigilancia para encontrarnos con él, y que tengamos el corazón abierto para recibir su perdón y misericordia.

Cristo desea que confiemos en su venida y superemos cualquier actitud pasiva apoyados por la oración, los sacramentos y el ejercicio de la caridad.

Marcos 13

Adviento
tiempo de gracia y esperanza

Domingo 1º de Adviento

27 de noviembre 2011
“Estad atentos y vigilad”
(Mc 13, 33)

Domingo 2º de Adviento

4 de diciembre del 2011
“Preparad el camino del Señor”
(Mc 1, 3)

Domingo 3º de Adviento

11 de diciembre del 2011
“Allanad el camino del Señor”
(Jn 1, 23)

Domingo 4º de Adviento

18 de diciembre del 2011
“Hágase en mí según tu palabra”
(Lc 1, 38)

Significado de la tumba vacía

El gesto de cariño de las mujeres
que van a embalsamar el cuerpo de Jesús
se encuentra con una realidad sorprendente y conmovedora.

Escuchan por primera vez el anuncio gozoso
de la resurrección de Jesús:

“Ha resucitado; no está aquí”.
Significado de la tumba vacía

La tumba vacía no es la explicación de que Jesús resucitó sino que la resurrección de Jesús es la razón por la que la tumba está vacía.

Con este relato Marcos da testimonio de la fe de los discípulos en la resurrección; explica así la razón por la que la tumba estaba vacía, pues se había corrido un rumor de que los discípulos habían robado el cuerpo de Jesús.

También indica que, junto con el anuncio de la resurrección, las mujeres recibieron el mandato de comunicar la noticia, pero que la experiencia fue tan fuerte que se llenaron de temor y, al menos temporalmente, no dijeron nada.

Marcos 16: 1-8

El crucifico y nuestra actitud hacia Cristo

Estamos tan acostumbrados a ver un crucifijo

que rara vez reflexionamos sobre su significado.

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Mc 15: 34
El crucifico y nuestra actitud hacia Cristo

Jesús se solidarizó con el sufrimiento humano de todos los tiempos.

Su muerte en la cruz es signo de su amor al necesitado, su identificación con quienes sufren, su misión liberadora del pecado y la muerte.

Esta solidaridad fue la que incomodó a las personas en posiciones de poder y causó que lo insultaran, golpearan y mataran.

En su momento de mayor soledad, le gritan: “¡Sálvate a ti mismo!”, pero Jesús -coherente con su mensaje y fiel hasta el extremo- entregó su vida como camino de salvación.

Cuando contemplamos el crucifico evocamos todos estos aspectos de la fidelidad de Jesús a su misión, meditamos sobre el sentido del dolor y recordamos que su muerte no es la última palabra.

En la cruz descubrió Jesús el misterio de su persona y de su vida, el cual da sentido al misterio de nuestra vida como hijos de Dios.

En tu oración reflexiona: ¿qué significa para ti ver a Jesús en la cruz? Sin la prueba de fidelidad de Jesús, ¿cómo acogeríamos sus palabras? ¿Qué sentido tiene para ti que Jesús haya sufrido?

Une tus sufrimientos a los suyos y ofrécelos por una causa noble.

Siempre que sufras recuerda hacer esto para que tu dolor tenga sentido.

Marcos 15: 33-34

El vía crucis

Vía Crucis

quiere decir

“camino de la cruz”

Es una oración que se hace caminando, y que consiste
en recorrer los cuadros alusivos a la pasión de Jesús.

El vía crucis
Nos ayuda a valorar su entrega redentora, a ver la historia como participación en su camino doloroso y a solidarizarnos con su sufrimiento, y el de nuestros hermanos.

Se originó en Jerusalén, donde los peregrinos seguían el recorrido que hizo Jesús hasta el Gólgota lugar de su crucifixión.

El vía crucis que aquí se presenta tiene un enfoque pascual basado en catorce pasajes del evangelio; empieza con la Última Cena y concluye con la Resurrección.

  1. La Última Cena (Mt 26: 20-29)
  2. Agonía del huerto (Lc 22: 41-46)
  3. Arresto de Jesús (Mt 26: 47-56)
  4. Ante el Sanedrín o Consejo de Ancianos (Mc 14: 53-65)
  5. Negación de Pedro (Jn 18: 15-18)
  6. Proceso ante Pilato (Jn 18: 28-38)
  7. Azotado y coronado de espinas (Mc 15: 15-19)
  8. Interrogatorio y pena de muerte (Mt 27: 12-15.26)
  9. Simón de Cirene y las mujeres (Lc 23: 26-32)
  10. Crucifixión de Jesús (Mc 15: 22-30)
  11. Palabras de Cristo (Lc 23: 33-34.39-46)
  12. Muerte de Jesús (Jn 19: 31-34)
  13. Sepultura (Lc 23: 50-56)
  14. Tumba vacía y anuncio de Resurrección (Mc 16:1-8.14-15)

Marcos 15

A %d blogueros les gusta esto: