Archivo de la etiqueta: Cantares

El amor erótico en el Cantar de los Cantares

El Cantar de los Cantares

es una declaración del profundo amor
de un joven y una joven enamorados,
con un lenguage lleno de gracia, belleza, poesía y realidad
que da gusto leer y explaya al espíritu.

El amor erótico en el Cantar de los Cantares
Su mensaje original revela el sentido del “amor-eros” como don de Dios, sentido que se perdió por muchos siglos de interpretarlo como la relación de Dios con su pueblo en lugar de la relación de una pareja.

Enamorados – Cantares 1: 2-4
Que me bese con besos de su boca.
Son mejores que el vino tus amores, exquisito el olor de tus perfumes, tu nombre es aroma que se expande, por eso te aman las doncellas.
Llévame contigo, ¡ corramos !. Condúceme, rey mío, a tus alcobas, para alegrarnos y gozar contigo y gustar tus amores más que el vino. ¡ Por algo se enamoran de ti !

Unidos en el amor – Cantares 7: 11-14
Yo soy de mi amado, salgamos a la campiña, pasemos la noche en las aldeas; de madrugada iremos a las viñas; veremos si ya reverdecen, si las flores ya se abre, si florecen los granados. Allí te daré mi amor.
Las mandrágoras exhalan su fragancia; a nuestras puertas tenemos toda clase de frutos exquisitos, frutos frescos y secos, que guardé , mi amor, para ti.

Tipos de amor, según los conceptos griegos
Para comprender mejor este libro, así como la vida y el amor conviene distinguir los distintos tipos de amor, según los conceptos griegos:

Agape es el amor-entrega con un compromiso sin tonalidades sexuales.
Se da en la relación interpersonal como hijos de Dios y miembros de la comunidad humana.

Eros es el amor-entrega con un compromiso y expresión de intimidad sexual.
Es el lazo de convivencia más íntima cuyo grado máximo es el amor conyugal.

Philia es el amor-amistad con un compromiso de acompañamiento providente.
Su expresión máxima se encuentra en el amor entre padres e hijos, y entre amigos íntimos.

Anuncios

Medita sobre el amor como pareja

Lee pausadamente

el segundo canto del Cantar de los Cantares.

Cant 2: 8
¡La voz de mi amado!
Mírenlo como viene saltando por los cerros, brincando por las colinas.
Cant 3: 5
Les suplico muchachas de Jerusalén,
por las gacelas y las ciervas del campo,
que no molesten ni despierten a mi amor, hasta que ella quiera.
Medita sobre el amor como pareja
Siente la paz y el gozo profundo que brotan de la poesía con que los enamorados expresan su amor.

Deja que las imágenes y el lenguage poético penetren y se graben en tu corazón.

Esta meditación te ayudará a vivir tu amor de manera serena y apasionada a la vez, con la persona que Dios te dé por pareja.

Ahora lee el mismo canto concentrándote en los enamorados y la cadencia de su amor.

Vive el gozo de la presencia y el diálogo amoroso entre ellos, sus caricias tiernas y dedicación apasionada…

Siente el dolor de la separación, la nostalgia ante la ausencia y el deseo de superar la soledad con la entrega mutua total.

Por último, contempla el potencial maravilloso de tu amor.

Experimenta la búsqueda, el deseo y el encuentro de la persona que llena o llenará tus más profundos anhelos espirituales, sicológicos y sensuales.

Llénate de ternura, paciencia y gozo ante la persona a quien entregarás tu corazón o a quien lo tienes ya entregado.

Este amor viene de Dios y él desea para ti un amor de la misma calidad que el de los enamorados en el Cantar de los Cantares.

Ante la encrucijada del amor y la necesidad de discernir su autenticidad, repite la meditación con éstos o con los siguientes cantos.

Pide a tu pareja que haga lo mismo; el dialogar les ayudará a distinguir y a valorar la calidad de su amor.

Cantar de los Cantares 2

Cantares 6: 3 – La amada

La amada
“Yo soy para mi amado y mi amado es para mi”.
Cantares 6: 3

Padre Bueno

Fuente de todo amor, ternura y compasión.
Gracias por la capacidad de amar,
aceptar, valorar y hacer feliz a los demás.
Gracias por mostrar que el amor
es buscar al otro, comprender y hacer el bien.
Gracias por enseñar a perdonar
y a entregar la vida por el ser amado.
Gracias por el potencial de expresar el amor
en la intimidad sexual del matrimonio.
Gracias por las vocaciones de amor a ti,
en el servicio a los demás.
Gracias, mil gracias por tu amor
y por la maravillosa oportunidad de amar.

Amén.

A %d blogueros les gusta esto: