Archivo de la etiqueta: Adviento

La salvación está cerca

Los católicos

cantamos el Salmo 85 durante el Adviento,
la etapa de preparaciòn a la llegada del Salvador.

La salvación está cerca
Exclamamos junto con el salmista: “¿No vas a devolvernos la vida, para que tu pueblo se alegre en ti? Muéstranos, Señor, tu amor y danos tu salvación”.

Afirmamos nuestra esperanza en el Mesías, unida al anhelo de paz, fidelidad, salvación y justicia, al proclamar que “la fidelidad surge de la tierra, y la justicia se asoma desde el cielo”.

El mensaje profético de este salmo se cumple con la llegada de Jesús, nacido de la fidelidad radiante de María, quien surgió de la tierra, enviada como don del cielo por el gran amor de Dios hacia su pueblo.

¿Qué necesitas hacer en tu vida diaria para que surjan en ti el amor y la fidelidad, la justicia y la paz? ¿Puede darse esto si no das a la oración tiempo, silencio, atención y disponibilidad?.

Salmo 85: 10-11

Adviento
Tiempo de Preparación

Domingo 1º de Adviento

28 de noviembre 2010
“La salvación está cerca”
(Rom 13, 11)

Domingo 2º de Adviento

5 de diciembre del 2010
“Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos”
(Mt 3, 2)

Domingo 3º de Adviento

12 de diciembre del 2010
“¿Eres tú el que ha de venir?”
(Mt 11, 3)

Domingo 4º de Adviento

19 de diciembre del 2010
“Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”
(Mt 1, 21)

Anuncios

Adviento

La salvación viene del cielo,
pero la victoria llega
cuando la tierra se abre a ella.

“Cielos, destilen el rocío; nubes, lluevan la salvación;
que la tierra se abra, que produzca la victoria,
y brote a la vez la salvación. Yo, el Señor, lo he creado.”

Isaías 45: 8
Adviento
La palabra adventus significa “venida” y los primeros cristianos la usaban para referirse a la última venida del Señor en su gloria.

El Adviento nos invita a esperar su venida bajo una triple perspectiva:escatológica, litúrgica y espiritual.

La venida escatológica se vive las primeras semanas del Adviento, al abrinos a la última venida de Jesús (parusía), cuando veremos la gloria y majestuosidad de Dios.

La venida litúrgica se celebra la última semana de Adviento, al centrarnos en el nacimiento de Jesús y su encarnación en la historia, misterio que se actualiza en la liturgia de Navidad.

La venida espiritual es la venida oculta que se da en el corazón de quien fielmente reciba a Cristo en los sacramentos y la oración; es el alimento que nos sostiene con esperanza hasta la parusía.

¡ Cómo anhelamos la salvación de Jesús !

Pídesela orando con esta exclamación propia de Adviento:

“Muéstranos, Señor, tu amor y danos tu salvación”

(Sal 85:8)

A %d blogueros les gusta esto: