Contrición

En el sacramento de la Reconciliación

hacemos un acto de contrición
para expresar el dolor por nuestras ofensas
y el deseo de no pecar más.

Contrición

Jeremías llama a su pueblo a arrepentirse de su pecado y regresar a Dios. Los católicos llamamos “contrición” a esta acción que nace del amor, pues sólo éste genera dolor por haber ofendido y el deseo sincero de no volver a hacerlo.

Piensa en la persona a quien más quieres; ¿qué sientes cuando le haces daño sin darte cuenta…, y cuando la hieres consciente e intencionalmente? ¡Es horrible!, ¿no?

En el sacramento de la Reconciliación hacemos un acto de contrición para expresar el dolor por nuestras ofensas y el deseo de no pecar más.

En la misa, al pedir perdón en el “Yo confieso”, imploramos la intercesión de María, los ángeles, los santos y nuestra comunidad.

Jeremías hace una breve oración de contrición; “hazme regresar a ti y yo regresaré, porque tú eres el Señor, mi Dios” (Jr 31:18).

Escribe tu propia oración para usarla cuando quieras reconciliarte con Dios, quien espera tu regreso lleno de ternura y alegría.

Jeremías 31:18-20

Etiquetado:

8 pensamientos en “Contrición

  1. Jorge 20/04/2011 en 2:52 Reply

    Nad amás humano y más divino que postrarse a los pies del Señor en el confesionario y decir: ten piedad de mí.

  2. Blanca 20/04/2011 en 2:54 Reply

    “Jeremías hace una breve oración de contrición; “hazme regresar a ti y yo regresaré, porque tú eres el Señor, mi Dios” (Jr 31:18).

    Escribe tu propia oración para usarla cuando quieras reconciliarte con Dios, quien espera tu regreso lleno de ternura y alegría.”

    GRACIAS Betsi….Un abrazo

  3. Maribel 20/04/2011 en 4:44 Reply

    Señor, cuando caiga ayúdame a lenvantarme y empújame a la Reconciliación.
    Un abrazo muy fuerte
    Maribel

  4. Myrian 20/04/2011 en 15:31 Reply

    Siempre es bueno reconciliarse con el Padre y cuando lo hacemos nos sentimos como sumergidos en una nube de paz. Un fuerte abrazo Betsi.

  5. Maria Luisa 20/04/2011 en 23:45 Reply

    Dios no es un verdugo, sino un Padre rico en misericordia y compasión.Un acto de contrición nacido del dolor de los pecados cometidos,en el sacramento de la confesión,y con un buen propósito de enmienda nos lleva a los brazos de Dios ,el que nunca se cansa de esperarnos para celebrar la fiesta de la reconciliación.Recordemos al salmista, como queriendo confirmar esto cuando dice:”El rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y ternura”.
    Betsi: El Señor olvida los pecados confesados, es bueno meditar en esta Semana Santa los beneficios del perdón y recibirlo a través del Sacramento de la Reconciliación. Un besote y caricias del alma.M.Luisa

  6. Prados 21/04/2011 en 3:02 Reply

    Betsi, disculpa mi ausencia y silencio de tantos meses.
    Venía a desearte que pases unos felices y sentidos Días del Señor.
    Un abrazo muy fuerte.
    PD: Me gusta mucho la imagen de la Trinidad que has puesto en el cabecero del blog.

  7. María Angustias 22/04/2011 en 10:43 Reply

    Precioso y reflexión importante ,Gracias por compartir y todo lo que compartes es maravilloso .Un abrazo amiga

  8. Ana Azul 25/04/2011 en 10:04 Reply

    Un pensamiento importante. Dios siempre está con nosotros. Gracias por compartir estas reflexiones.
    Saludos
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: