¡Los archivos de la vida!

Solemos decir que:

la historia es un campo de batalla
cubierto de hojas muertas

¡ Los archivos de la vida !

Muchas personas llevan vidas atormentadas porque siempre están con la mirada vuelta hacia atrás, y fija precisamente en las rojas heridas. Sus propios archivos son el surtidor más abundoso de resentimiento.

El tiempo no vuelve atrás ni un instante. Los archivos constan de hechos consumados que nuestros rencores y lágrimas jamás alterarán.

Se puede vivir dándose de golpes de cabeza contra las murallas inalterables de los hechos consumados, en un estado de alucinante locura, quemando inútilmente tanta energía.

El cristiano necesita ejercitarse frecuente y profundamente en esta purificación: en aceptar una y cien veces, en la fe, las historias dolorosas que el Padre permitió “.


Señor de la historia,
Dueño del futuro y del pasado, me abandono en ti.
Para ti nada es imposible.
Permitiste que todo sucediera así.
Hágase tu voluntad.
Porque me amas y te amo,
extiendo mi homenaje de silencio
sobre todas las páginas de mi historia.
Acepto con paz
el hecho de querer ser humilde y no poder.
Acepto con paz
el hecho de no ser tan puro como quisiera.
Acepto con paz
el hecho de querer agradar a todos y no poder.
Acepto con paz
el hecho de que el camino hacia la santidad
sea tan lento y difícil…
Acepta, oh Padre,
el holocausto de mi corazón.
Amén.

Etiquetado:

6 pensamientos en “¡Los archivos de la vida!

  1. Blanca 09/11/2010 en 4:07 Reply

    Querida Betsi, gracias por ofrecernos esta entrada. Cierto lo que dices y copio aquí:” El tiempo no vuelve atrás ni un instante. Los archivos constan de hechos consumados que nuestros rencores y lágrimas jamás alterarán”.
    ¡¡Cuántas veces sufrimos recordando el pasado!!…Tiempo perdido al seguir sufriendo por lo que pasó….Importante saber olvidar…
    También pensar que todo ha ocurrido porque Dios lo ha permitido….Y seguir adelante con la mirada puesta en el futuro y no en el pasado…
    No puedo dejar de felicitarte porque tienes el nuevo Blog tan bonito como los Espacios, con los cuadros flotantes que me encantaban….VUELVO AL PASADO!!!…¡Perdón!!
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  2. carmenavilachaves1 09/11/2010 en 6:55 Reply

    Si somos hoy, como somos en el presente, es porque Dios en el tiempo terreno, nos ha estado preparando (moldeandonos una y otra vez más) y haciendonos ver nuestros errores mientras Él, nos ve tal cual somos en el no tiempo….como muy bien afirma Blanca, “porque Dios así lo quiso”que pasara pero…,no debemos olvidar sino, ¡Perdonar y perdonarnos….! ¿que seriamos hoy sin pasado? ¿de qué arrepentirnos? ¡Es nuestro recordatorio, para ser hoy mas humildes y comprensivos con nosotros mismos!
    Los hijos de la luz pueden mirar al pasado y aprender y ser constructivos hoy en el presente, miestras los hijos de la oscuridad, miran al pasado y traen el odio, la venganza y la destrucción al presente. Lloremos…nuestros errores…Lioremos los errores de nuestros hermanos….por amor a nuestro Señor Jesús.

  3. Ana 09/11/2010 en 11:28 Reply

    NO MERECE LA PENA SUFRIR POR EL PASADO, SI RECORDARLO CON CARIÑO, Y COMO NADA VUELVE ES MEJOR VIVIR EL PRESENTE CON FUERZA Y VALENTIA Y MUCHO AMOR PARA DAR.
    SALUDOS
    ANA

  4. Maribel 09/11/2010 en 17:14 Reply

    Gracias Betsi por estos consejos, en especial por: El cristiano necesita ejercitarse frecuente y profundamente en esta purificación: “en aceptar una y cien veces, en la fe, las historias dolorosas que el Padre permitió “.

    El aceptar la vida como la mejor vida y el tiempo como el mejor tiempo y a Dios ahora, que es como la ventana de la eternidad.

  5. Jorge 10/11/2010 en 7:24 Reply

    Aceptar la realidad no como algo inexorable ante lo cual no queda más que la resignación.
    Aceptarnos, aceptar las cosas, saber de nuestras limitaciones y comprendr que desde nuestra situación la llamada de Dios siempre nos pide algo más.
    Aceptarnos, aceptar nuestra realidad, pero sin resignarnos. La meta es Cristo mismo.
    Saludos.

  6. Maria Luisa 10/11/2010 en 12:54 Reply

    Cuando aceptamos las experiencias dolorosas como parte de la Vida, le estamos dando a Dios la aceptación para que Él las cambie y transforme en Bienes espirituales todo lo malo de nuestro pasado.¡El tiempo nos muestra los frutos!Besitos y gracias:María Luisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: