La envidia de Aarón y María

¿ Has sentido envidia de alguien ?

La envidia entristece ante el bien del prójimo y causa alegría si le va mal. Es una lepra peligrosa que afecta a la vida, causa divisiones en la comunidad y hiere a otras personas. El amor auténtico cura la envidia porque le damos a Dios su lugar en el corazón.

La envidia de Aarón y María
Números 12: 1-15
Aarón
María, ¿sabes? A veces Moisés me enfada. Se le olvida que también a nosostros nos interesa el bien del pueblo.
María
Pues sí. Todos somos el pueblo escogido, no sólo Moisés. Y, por si fuera poco, se casa con esa extranjera, como si una israelita no fuera tan buena o mejor.
Aarón
Y luego anda siempre tan creído. Todo mundo sabe de su relación especial con Dios, y aunque no es fácil ser líder, ya no soporto que se crea mejor que los demás.
María
Lo más molesto es que acapara a Dios, como si fuera su único mensajero.
Aarón
¡Exacto! ¡Como si nosotros no contáramos! ¿Qué tal si Dios me habla? ¿Tú crees que Moisés me va a hacer caso como a nosotros a él? ¡Lo dudo!
¿ Sientes envidia de alguien ?
Pide a Dios que te ayude a descubrir tus dones, a usarlos para el bien de tus hermanos y a reconocer los dones del otro con generosidad y nobleza

Etiquetado:

10 pensamientos en “La envidia de Aarón y María

  1. Myrian 21/07/2010 en 2:16 Reply

    Hola Betsi, no, yo no siento envidia de nadie, acaso porque Dios me ha dado mucho más de lo que necesito(esto sin presumir de nada por supuesto, solo soy una trabajadora obrera), pero necesito muy poquito para vivir y ha sido muy generoso y me alegra ver a la gente bien ¡ Ojalá se acabara el hambre y todas las miserias que muchos padecen porque acaso no compartimos lo suficiente! abrazos.

  2. Gerber Mauricio 21/07/2010 en 19:01 Reply

    Ciertamente es un cancer que se mueve muchisimo en el gremio eclesiastico, acabo de retirarme de una labor en celulas por ese mismo motivo y ademas querian que hiciera cosas donde el bien y la misericordia enseñada por Dios fuese como segundo plano a tal extremo de ir en contra de la Palabra de de Dios.Busco ocuparme en otra institucion donde sea siempre Dios el primero y unico Maestro a travez de nuestro señor Jesucristo.Un abrazo fuerte amada Betsi y gracias por tomarte tu tiempo.Gerber

  3. Maria Angustias 21/07/2010 en 15:26 Reply

    "Envidia" alguna vez habré tenido (ya que perfecta no soy),hoy día Gracias a Dios no siento envidia de nadie ni de nada ,por que me siento segura de mi y me quiero tal cual soy.Preciosa presentación y precioso el escrito ,como siempre haces para compartir lo mas hermoso.Un abrazo enorme María Angustias

  4. Sor Purísima 21/07/2010 en 16:09 Reply

    "Contra envidia caridad".El amor elimina toda envidia y hace los bienes comunes por el amor, al gozarnos de los bienes de los otros participamos de su misma dicha y somos felices al mismo tiempo sintiéndonos hermanos de todos.Que el Señor nos conceda este don.Un abrazo, querida Betsi.Sor Purísima

  5. Pablo 21/07/2010 en 16:33 Reply

    Poseo tres perros feroces: ingratitud, soberbia y envidia. Cuando estos tres perros muerden, la herida es muy profunda (Martín Lutero).La envidia solo trae problemas y disputas. No es noble sentir envidia, ni siquiera inteligente, pues siempre vuelve a golpearnos como un bumerang. Un abrazoPablo

  6. Ana Cristina 22/07/2010 en 11:09 Reply

    Decía Unamunu que la envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.Triste de aquel que tiene envidia o celo de las posesiones o logros de su hermano. Un abrazo enorme y bendecido Betsi!!!

  7. Blanca 22/07/2010 en 12:11 Reply

    Saludos, querida Betsi: Importante el tema de esta entrada. Gracias a Dios NO. He tenido la suerte de no tener envidia de nadie. La envidia hace sufrir al envidioso y al envidiado, porque le ataca sin parar proyectando los sentimientos de inferioridad propios para que los sufra el envidiado…FATAL para ambos. El envidiado no puede hacer nada porque no se servirá nunca….Poner distancia lo mejor…ALEJARSE…Un abrazohttp://corrientita.iespana.es/

  8. Maria luisa 25/07/2010 en 17:18 Reply

    No hay que envidiar al que brilla,sino más bien imitarlo.La envidia y los celos habitan en las personas que aún no han descubierto sus dones y carismas y se sienten molestos por los que ejercen los demás.Es necesario pués, responder con sinceridad la pregunta que haces al final de tu entrada donde reside la propia corrección. Abrazos querida Betsi, que tu corazón generoso siga prodigando bien a todos los que nos acercamos a tí. María Luisa

  9. CARMEN 27/07/2010 en 19:09 Reply

    En el pueblo de Dios no debería morar la envidia, porque todos tenemos lo mas importante , el amor de Dios y acada uno nos da los dones que Él considera justo. Un abrazo Betsi

  10. rosario manjon 04/08/2010 en 2:17 Reply

    rosario manjon – 22 Julio HOLA BETSI: LA VERDAD ¡LA ENVÍDIA NUNCA HA SIDO MI FUERTE! DENTRO FE TODOS LOS DEFECTOS QUE TENGO.! TE AGRADEZCO TU ENTRADA ,, SOLO ME INTERESA PARA MÍ Y TODAS AMIGAS Y FAMILIARES ,,LA SALUD!!!.MUCHOS BESITOS SIEMPRE.HARO.M. 22-7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: