el enfado y la calma

El mar en calma permite ver el fondo iluminado,
si se encrespa, sólo turbulencia y confusión.

El enfado tormentoso, la irritación incontenida
nublan la mente y confunden la verdad.

No tomes decisiones mientras estés enojado.

Procura no enfadarte;
pero, si en un momento, te domina la ira,
espera a que la calma retorne a tu corazón.

Etiquetado:

3 pensamientos en “el enfado y la calma

  1. Maribel 12/06/2010 en 0:17 Reply

    Cuanta sabiduría contiene tu comentario y que dificil es hacerlo presente en la tormenta.Un abrazoMaribel

  2. PAQUITA 12/06/2010 en 10:15 Reply

    Gracias Betsi por tu consejo en esta entrada.Un abrazo.Paquita

  3. Pablo 18/06/2010 en 19:14 Reply

    ¡Cuántos errores habré cometido por esta causa!. Ahora, con el paso del tiempo, ya me enfado menos.. casi sonrío con algunas cosas que antes me crispaban, y como mucho, estristezco.Un abrazoPablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: