Pentecontés

En Pentecontés los cristianos conmemoramos
el nacimiento de la iglesia y la unidad de todos los cristianos,
que viven y expresan su fe hoy en día en más de 6,000 idiomas.

Actualmente, celebramos Pentecontés
el Séptimo domingo después de la Pascua.

” Todos quedaron llenos del Espíritu Santo
y comenzaron a hablar en lenguas extrañas,
segun el Espíritu los movía a expresarse”.
Hechos 2: 4

Pentecontés
Pentecontés era una fiesta judía que tenía lugar cincuenta días después de la Pascua y en ella se celebraba la alianza con Dios en el Sinaí.

Muchos judíos iban en peregrinación a Jerusalén a realizarla y fortalecer su esperanza en la promesa divina de que Israel sería para siempre el pueblo de Dios.

El día de Pentecontés, después de la pascua de Jesús, Dios renovó su alianza de una manera muy especial: envió al Espíritu Santo sobre los apóstoles para que pudieran continuar la misión de Jesús.

Los dos signos de la acción del Espíritu fueron: el entusiasmo y decisión de los apóstoles para proclamar el evangelio y su capacidad de hablar las diferentes lenguas de la multitud que los escuchaba.

Aquellos que escucharon el mensaje y creyeron, fueron bautizados y crearon comunidades donde compartieron su fe y su vida.

Pentecontés no es cosa del pasado. Nosotros, los creyentes de hoy, vivimos y celebramos la acción del Espíritu Santo entre nosotros, el pueblo santo de Dios, la iglesia.

¡Jesús vive, en su Espíritu, entre nosotros, por siempre!

Hechos 2: 4-13

Etiquetado:

8 pensamientos en “Pentecontés

  1. PAQUITA 22/05/2010 en 10:49 Reply

    Ven Espiritu Santollena los corazones de tus fielesy enciende en ellos el fuego de tu amor.Envianos Señor tu Espirituy nuestros corazones seran creados de nuevo,y renovaras la faz de la tierra

  2. Maribel 22/05/2010 en 11:15 Reply

    Ven Espíritu Santo e inunda toda la tierra con tus dones y de forma muy especial a Internet.

  3. Prados 23/05/2010 en 9:43 Reply

    ¡Feliz día de Pentecostés!, gracias por toda la información. Un abrazo.

  4. Blanca 23/05/2010 en 16:42 Reply

    "Ven, Creador, Espíritu amoroso,ven y visita al alma que a ti clamay con tu soberana gracia inflamalos pechos que criaste poderoso. Tú que abogado fiel eres llamado,del Altísimo don, perenne fuentede vida eterna, caridad ferviente,espiritual unción, fuego sagrado. Tú te infundes al alma en siete dones,fiel promesa del Padre soberano;tú eres el dedo de su diestra mano,tú nos dictas palabras y razones. Ilustra con tu luz nuestros sentidos,del corazón ahuyenta la tibieza, haznos vencer la corporal flaqueza,con tu eterna virtud fortalecidos. Por ti, nuestro enemigo desterrado,gocemos de paz santa duradera,y, siendo nuestro guía en la carrera,todo daño evitemos y pecado. Por ti al eterno Padre conozcamos,y al Hijo, soberano omnipotente, y a tí, Espíritu, de ambos procedente,con viva fe y amor siempre creamos. Amén. Con este Himno te dejo un abrazo http://corrientita.iespana.es/

  5. Maria luisa 23/05/2010 en 21:12 Reply

    El Espíritu de Dios que inundó el corazón de los Apóstoles no puede cambiar.Es el mismo que animó a la Iglesia a lo largo de la historia, y el mismo que renueva nuestra vida desde el Bautismo…..si se lo permitimos.Aquí está la cosa: Pentecostés es la venida del Espíritu Santo sobre quienes lo esperan sin ponerle barreras. Vivamos Betsi, con un corazón abierto al Espíritu de Jesús. Mil besos pentescotales:María Luisa

  6. Myrian 24/05/2010 en 20:13 Reply

    Que ese espíritu del Señor penetre en nuestros corazones, aunque no nos de el don de hablar en otras lenguas, lo importante es que nunca nos abandone y no permita que nos separemos de El. Te dejo un abrazo muy fraternal Betsi.

  7. Carmen 28/05/2010 en 14:28 Reply

    El viernes antes de Pentecostés me reuní con un grupo de oración carismática y se celebró adoración al Espíritu Santo, todos los presentes sentimos de una manera especial y muy particular, la presencia Divina. Yo sentí un frío tremendo que me recorrió primero el lado izquierdo y después el derecho, las lágrimas fluían sin causa aparente, incontenibles, no eran lágrimas de dolor, ni de alegría, sentía una sensación de paz indescriptible, lloré más de quince minutos, pero no era un llanto desesperado ni espasmódico sino sosegado, silencio, de adoración. Nunca en mi vida he sentido tanta paz. Fue una experiencia extraordinaria que jamás olvidaré. Que la paz del Espíritu Santo les acompañe siempre.

  8. luisbetancourt 25/01/2011 en 22:25 Reply

    a jesucristo fundador de la iglesia,a la virgen maria madre de la iglesia,a pedro primer pastor de la iglesia y a maria magdalena,la mujer que hizo extender la iglesia por todo el mundo,gracias por todos los favores recibidos,por sus bendiciones y por escuchar mis plegarias.la verdadera iglesia es la casa del hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: