La presencia de Dios en los centros ceremoniales

Todas las sociedades

han buscado relacionarse con Dios.

Las religiones precolombinas construyeron
grandes centros ceremoniales que tenían
templos, palacios, juegos de pelota, altares, escuelas,
habitaciones para los sacerdotes…

La presencia de Dios en los centros ceremoniales
Entre los centros ceremoniales sobresalen:

Tikal en Guatemala; Tiwanaku en Bolivia; Palenque, Monte Albán y Teotihuacan en México; Tibes en Puerto Rico; Pachacamac, Cahuachi, Machu Picchu en Perú.

En estos centros se oraba y celebraban ritos religiosos con ofrendas de animales y frutos, e incluso sacrificios humanos después de una guerra o por necesidad social.

Había clases sacerdotales con obligaciones culturales, las cuales estaban relacionadas con los ciclos de la luna, el sol y las estrellas.

Cuando llegó el cristianismo a América, muchos centros fueron abandonados o destruidos y en algunos se construyeron iglesias sobre los edificios indígenas.

Esto facilitó el paso del politeísmo a la adoración del único y verdadero Dios.

Levítico 23

Etiquetado:

6 pensamientos en “La presencia de Dios en los centros ceremoniales

  1. Pepi 16/09/2008 en 19:38 Reply

    Todos los lugares que nombras son lugares preciosos, pero yo creo que donde verdaderamente Dios se siente feliz es en un rincón de nuestro corazón, allí es donde yo me lo imagino. Besitos.

  2. Mercedes 16/09/2008 en 19:46 Reply

    La búsqueda de un ser superior está incrustada
    en nuestra alma, lo único que importa es que
    seamos buenas personas en la condición en la
    que nos encontremos, como dijo un día Madre
    Teresa de Calcuta.
    Besos y Bendiciones querida amiga

  3. P 16/09/2008 en 21:36 Reply

    Los centros ceremoniales son necesarios, pues la reunión de los fieles da más fuerza a la oración y reafirma la fe.Un abrazo. Pablo.

  4. Manuel 16/09/2008 en 21:54 Reply

    No entiendo porque citas el "Levítico 23", que no tiene nada que ver con esto. En cuanto a lo demás es cuestionable y no implica tal deducción.
     
    Un saludo afectuoso,
                                     Manolo

  5. Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥ Merchy ♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ 16/09/2008 en 22:32 Reply

    Gracias amiga Betsi por tus comentarios, me gusta todo lo que expones en este tu maravilloso Spacio.
    Un gran saludo.
    Que tengas un buen y maravilloso día!

  6. Pablo 17/09/2008 en 3:26 Reply

    Gracias por tu visita en mi blog, compartimos un amor grande por María…
    Respecto a los centros ceremoniales, son una natural expresión de la religiosidad humana. Necesitamos rezar juntos, es verdad. Y también -históricamente, y en todas las religiones- Dios ha preferido actuar "desde" lugares particulares. No sólo el corazón, condición necesaria pero -al parecer- no suficiente. Los buscadores de Dios saben lo que se siente al entrar a un lugar realmente sagrado, sea de la religión que sea.
    Un abrazo grande,
    Pablo.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: